cinea2

8/02/2018 El arroyo Langueyú: preguntas y respuestas sobre su situación ambiental

 

Revista Orillas

El arroyo Langueyú: preguntas y respuestas sobre su situación ambiental

Fuente: Revista Orillas

http://revistaorillas.com/el-arroyo-langueyu-preguntas-y-respuestas-sobre-su-situacion-ambiental/

Por: Rosario Soledad Barranquero, intgrante del CINEA

Este escrito tiene la intención de reflexionar acerca de un elemento territorial importante de la ciudad de Tandil como es el arroyo Langueyú. Bajo el sesgo que reconozco poseer por mi desempeño en el ámbito científico-académico, y segura del desconocimiento de muchísimas otras percepciones, opiniones e informaciones, simplemente pretendo volcar en estas líneas algunas de las conclusiones a las que he llegado a través del trabajo de muchos años con el grupo de investigaciones ambientales y otros colegas. Quisiera además dar a conocer los proyectos que llevo adelante en este momento en el tema así como la proyección para los próximos años. En consonancia con la justificación del nombre propuesto a esta revista, “tiene que ver con el libro de Cortázar[1] “La Otra Orilla” acerca de lecturas que superen lo superficial” (http://revistaorillas.com/acerca-de/), se espera que este artículo sea el inicio de un camino de intercambio con sus lectores, para llegar más allá de la lectura pasiva.

Es mi propósito que la reflexión sea capaz de dejar plasmado cómo se pretende contribuir a la mejora de la calidad de vida de la población desde el ámbito de trabajo en el que me desempeño. A sabiendas de que nuestro sistema científico-académico ha estado por su dinámica alejado de la sociedad que lo sostiene y justifica, en la actualidad se reconoce la necesidad de construir estrategias y canales de vinculación y trabajo conjunto con los distintos actores del territorio, y se está avanzando en estos aspectos. En este sentido, remito a una frase del mismo escritor Julio Cortázar con la que coincido por su reflejo de esperanza “Nada está perdido si se tiene por fin el valor de proclamar que todo está perdido y que hay que empezar de nuevo”.

 ¿Qué implica conocer la situación ambiental del arroyo Langueyú?

Entendiendo la ciencia medioambiental como aquella que puede ayudarnos a entender cómo funciona la Tierra y conocer cómo sus sistemas de apoyo afectan a la vida en ella[2], la situación ambiental refiere a interacciones entre el hombre y la naturaleza en ambos sentidos. En esta interacción entre el subsistema natural y el socio-económico cultural, que involucra multiplicidad de variables e interacciones, surgen problemas ambientales que se caracterizan por la complejidad y cierto nivel de incertidumbre asociado que es necesario reconocer y aceptar como parte de su estudio.

Bajo este concepto la situación ambiental del arroyo Langueyú, involucra las condiciones del medio físico y las actividades antrópicas a él asociadas que se afectan mutuamente.

En la cuenca del arroyo Langueyú, sobre la cual se localiza la ciudad cabecera del partido de Tandil con 123.871 habitantes según el censo de INDEC del año 2010[3], se desarrollan actividades socioeconómicas vinculadas a la producción agropecuaria, industrial, así como comercial y de servicios, asociadas en gran parte a la proyección turística de la ciudad. Para estas actividades, como para el consumo humano, la fuente de agua es el acuífero, es decir agua que se localiza a cierta profundidad por debajo de la superficie y que ocupa los espacios libres o poros que hay entre los sedimentos, la llamamos habitualmente agua subterránea. El recorrido del agua subterránea “buscando” las conexiones entre esos poros hace que su movimiento sea mucho más lento que el de un arroyo. Los materiales que tiene el acuífero por encima pueden protegerlo parcialmente de los contaminantes actuando como filtro, pero a su vez, la detección y remediación de su contaminación es más compleja.

El arroyo Langueyú nace en las sierras, al Sur de la ciudad de Tandil, a partir de dos afluentes principales, los arroyos Blanco y Del Fuerte que atraviesan entubados el ejido urbano. Los arroyos se utilizaban antiguamente como un espacio recreativo para la población, pero con el avance de la urbanización su calidad y apariencia se ha visto afectada, especialmente al Norte de la ciudad, volviéndose una preocupación para muchos de los vecinos que residen en sus márgenes.

Las razones de afectación del arroyo son múltiples y complejas pero para tener un primer acercamiento a la situación es necesario saber algunas cuestiones básicas del funcionamiento de la ciudad.

El servicio de colección de efluentes domiciliarios, red cloacal, tiene como destino plantas de tratamiento que vuelcan los líquidos resultantes del proceso al arroyo Langueyú, en distintos puntos al Norte de la ciudad. En tanto, la colección de desagües pluviales destinada a canalizar el agua de lluvia, red pluvial, se realiza en forma separada aunque también tiene como destino el arroyo. Las conexiones clandestinas de desagües pluviales domiciliarios a la red cloacal, así como de cañerías cloacales y/o industriales a la red pluvial, ocasionan problemas en las plantas de tratamiento de efluentes domiciliarios y en las condiciones de la descarga pluvial. Cuando se dan lluvias intensas, se produce el colapso del sistema de tratamiento por el gran volumen que conduce la red cloacal producto de las conexiones clandestinas de desagües pluviales, y el incremento del nivel de agua en el cauce de los arroyos hace que, aún con tratamiento, por limitaciones hidráulicas no puedan conducirse dichos efluentes. También, el uso ilegal de las bocas de tormenta y de terrenos aledaños al arroyo para arrojar residuos afecta tanto su paisaje como las condiciones de movimiento y calidad de sus aguas.

Sumado a esto, en las cercanías del arroyo se localizan varias industrias, principalmente alimenticias, que utilizan dicho cuerpo de agua como destino de los efluentes líquidos que generan en su proceso productivo. La descarga de efluentes a cuerpos de agua está reglamentada en la provincia de Buenos Aires por la Ley 5.965 de “Protección a las fuentes de provisión y a los cursos y cuerpos receptores de agua y a la atmósfera”[4] que establece, entre otras cosas, las características que deben presentar los efluentes para su descarga sin producir una degradación del cuerpo de destino. En este contexto, es imprescindible el compromiso tanto de los organismos públicos como de los productores para la reducción de la cantidad de efluentes, el mejoramiento de su calidad, la evaluación de estrategias de tratamiento y el control; a su vez, para que esto sea posible es importante no sólo mejorar el monitoreo de las condiciones de descarga, sino también trabajar en forma conjunta en la totalidad del proceso productivo, ya que en las decisiones tomadas allí está una de las claves de obtención de un efluente con menor complejidad de tratamiento.

 ¿Por qué consideramos importante estudiar la situación ambiental del arroyo Langueyú?

El carácter imprescindible del agua para el sostenimiento de los ecosistemas y el desarrollo humano tanto en los espacios urbanos como rurales es indiscutible. Especialmente en Tandil, como en muchas otras localidades de nuestro país, el agua subterránea es la fuente de agua principal para consumo humano y para las distintas actividades socioeconómicas, y los arroyos en tanto, son reservorio de la biodiversidad típica de estos ecosistemas. Dichos arroyos deberían ser a su vez protagonistas de sitios de recreación para la población de la ciudad y los parajes rurales del partido. La falta de conocimiento acabado acerca del funcionamiento de los recursos hídricos en general, superficiales y subterráneos, así como la planificación y gestión del territorio sin una visión ambiental, genera no sólo impactos en dichos recursos sino también problemas a la población (inundaciones, inadecuada calidad de agua, etc.).

Sumado a esto, la dinámica natural del acuífero en Tandil se ha modificado por su explotación para suministro de agua de red a través de perforaciones al agua subterránea. Una de las principales consecuencias de esta modificación es que el arroyo Langueyú aporte agua al subsuelo en el área en la cual se concentran mayor cantidad de estas perforaciones. Dicha área de afectación es coincidente con el sector del arroyo en el que se realizan las descargas pluviales, cloacales e industriales, por lo cual creemos fundamental estudiar en profundidad esta situación (Barranquero et al., 2015[5]; Cortelezzi et al., 2017[6]). El propósito es que las conclusiones a las que pueda arribarse, se constituyan en una fuente de información para un cambio hacia la visión ambiental en la toma de decisiones; vuelvo en este caso a citar a Cortázar porque veo representada en sus palabras estas intenciones “En suma, desde pequeño, mi relación con las palabras, con la escritura, no se diferencia de mi relación con el mundo en general. Yo parezco haber nacido para no aceptar las cosas tal como me son dadas”.

¿Cómo estamos llevando adelante este estudio?

Desde febrero del corriente año en el Centro de Investigaciones y Estudios Ambientales (CINEA-FCH-UNICEN) llevamos adelante el proyecto “Evaluación de la relación arroyo-acuífero y sus implicancias ambientales en un sistema hídrico afectado por explotación antrópica (Tandil, Buenos  Aires)” que es financiado por la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y del cual soy investigadora responsable. Entre sus avances se destacan: la interacción con múltiples actores involucrados en la problemática (Quinta La Florida, Escuela Especial Nº504, Cooperativa “El Laurel”, “Asociación Civil pasión del Sur”, Obras Sanitarias Tandil, Dirección Provincial de Mantenimiento y Obras Hidráulicas Departamento Zona V-Tandil); la firma de un Acuerdo de Cooperación Específico con el Municipio de Tandil (Secretaria de Planeamiento y Obras públicas, y Dirección de Medioambiente); y, el avance en la comprensión del estado del arroyo a través de la realización de nuevas campañas de muestreo[7].

Junto a la Dra. Agustina Cortelezzi del Instituto Multidisciplinario sobre Ecosistemas y Desarrollo Sustentable (FCExa-UNICEN) e integrantes de este centro, del CINEA y del Instituto de Limnología Dr. Raúl A. Ringuelet (UNLP-CONICET), y con la colaboración de los actores con los que se han fortalecido lazos a lo largo de este año, se presentó el proyecto “Un nuevo arroyo, mi arroyo” a la Secretaría de Extensión de la UNICEN para su evaluación; el proyecto tiene como objetivo general lograr el reconocimiento del arroyo Langueyú como ecosistema estructural del territorio generando un diálogo de saberes para la valoración y el cuidado del mismo en post de su mejora ambiental.

Como cierre les dejo la manifestación de mi inmenso agradecimiento a la vida y todos los ciudadanos que sostienen el desarrollo de la ciencia y la tecnología en nuestro país, porque tengo la dicha de trabajar todos los días en lo que más amo. Excuso en esta pasión la extensión del artículo remitiendo por última vez a Julio Cortázar “Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma”……


[1]Julio Cortázar (1914-1984) http://www.elresumen.com/biografias/julio_cortazar.htm.

[2]Tyller Miller, G. 2002. Ciencia ambiental; Preservemos la Tierra, 5ª. Edición. ISBN 970-686-206-4.

[3]INDEC 2010. Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010. Disponible en http://www.censo2010.indec.gov.ar/resultadosdefinitivos.asp

[4]http://www.estrucplan.com.ar/Legislacion/Buenos%20Aires/Decretos/Dec02009-60.asp – https://www.estrucplan.com.ar/Legislacion/Buenos%20Aires/Decretos/Dec03395-96-Cuerpo.htm

[5]Barranquero, R. S., Varni, M. y Ruiz de Galarreta, A. 2015. Relación arroyo-acuífero en un sistema hídrico afectado por explotación antrópica. Estudios Ambientales 3 (2): 30-51.

[6]Cortelezzi, A., Barranquero, R. S., Cepeda, R. y Marinelli, C. 2017. Urbanización: ¿límite a la integridad ecológica de un arroyo pampeano?. Póster presentado (premiado) en el IX Congreso Argentino de Ecología y Manejo de Ecosistemas Acuáticos Pampeanos (22 al 24 de noviembre de 2017, La Plata, Buenos Aires, Argentina).

[7]http://www.ihreda.com.ar/2017/10/06/061017-medicion-de-parametros-fisico-quimicos-ao-langueyu-y-tandileofu/